lunes, 25 de abril de 2016

Una luz sobre lo oscuro, Madres Invisibles en DocumentaMadrid 2016

Un año más se abre en Madrid una ventana al mundo que denuncia y descubre, que acerca y otorga, que transgrede y conmociona. Llega a la ciudad del cielo insospechado en primavera, a estas alturas del año en que los mirlos sorprenden al paseante de las mañanas en cualquier esquina consentida por las hormigas de acero, la cita española más importante con el planeta del género cinematográfico documental. Es la hora de DocumentaMadrid 2016.

El XIII Festival Internacional de Documentales de Madrid se abre el 27 de abril con la última perla de un peso pesado en eso de poner en la retina de los espectadores aquello de lo que no se debe hablar porque al poder le resulta molesto: Michael Moore y su "Qué invadimos ahora".


Dicen que en esta edición de DocumentaMadrid las mujeres tendrán un importante protagonismo, con historias de lucha y denuncia de todo tipo. Doy fe, al menos por cuanto conozco. El jueves 28 a las 19.30 horas (el viernes 29, a las 21.30 también se exhibe) una película andaluza que se ha hecho despacio y con buena letra, sumando voluntades y engarzando oficio, virtud y brillantez, tendrá en la Cineteca del Matadero (sede principal del Festival) su estreno mundial. Su camino se antoja largo y exitoso en esto de los festivales internacionales. Al tiempo. Se trata de Madres Invisibles y ha sido dirigida por el gaditano Lorenzo Benítez.

La película trata sobre la lucha de las madres solteras marroquíes por "ser libres", por "dejar de agachar la cabeza y aprender a mirar de frente a sus padres o hermanos", pues las relaciones sexuales fuera del matrimonio en Marruecos son un delito castigado en el Código Penal. Una situación cruel y paradójica de un país con tanto magnetismo como sombras que hará pensar al espectador con esta realidad tan cercana. Madres Invisibles opta al Mejor Largometraje Documental español. Recomendable la cinta y la cita festivalera.