miércoles, 30 de septiembre de 2015

De Réquiem...

 Poema V 
 de La Voz del Muerto


Los que tienen adonde refugiarse
han huido. Las flores los objetos los lugares
parecen esperar la huella
el olfato y la mano de los que partieron.

A esta ciudad apenas le queda gente,
aunque el alma de los que aquí están
podría abrazar todos los rincones
oler y acariciar todas las verdades.


No sé de la ecuación del tiempo.
Cada día más minúsculos
nos devora el miedo a dentelladas.

Y en cada segundo articulado
parece que la muerte tenga hambre.
Siria. 2015.



 Poema XII 
 de La Voz del Muerto



Un murmullo sobrevuela
la desconchada piel de las casas
la abierta herida del orgullo.
Se deja caer
húmeda y desinflada la existencia
sobre las ropas de los vivos
sobre la corteza que camufla a los muertos.
Llega sucia y pesa
siglos de deambular sin tino.


No existe peor condena que la destrucción,
ni verdugo más abominable que el odio.


Réquiem por un hombre cualquiera está publicado en Ediciones Vitruvio (2013).