jueves, 18 de septiembre de 2014

Eduardo Merino Merchán tiene una joya en las manos

Eduardo Merino Merchán, leyendo poemas de su libro Mira
Esa joya tiene forma de libro, lo edita Vitruvio y se titula Reunión. Y lo tiene entre las manos, sí, y las va a abrir para poner esa joya, ese libro a disposición de los amantes de la poesía.

Se presentará el viernes 26 de septiembre de 2014, a las 19.30 horas, en el Café Comercial de Madrid, y tendré el placer y el honor de acompañar al autor junto al editor y poeta Pablo Méndez.

Reunión es, a mi juicio, el mejor libro de poesía de Eduardo. Si hay algo de lo que siempre ha dado muestras este poeta es del tacto con el que se acerca a los sentimientos, a las señales, a la realidad que palpita en las palabras mudas y en los silencios incómodos. En Reunión, donde hay un lirismo más evidente que en Mira -su anterior libro-, donde late una poesía más plena y rotunda, se plasma el encuentro del autor consigo, con sus dudas, con los pesares, con las cosas que se dice y que se piensa, con su desdoblamiento, su alter ego, con su amor -bello amor-, con el silencio y con la vida; un aparte para decirse y escucharse.

Portada de Reunión
Hay poemas de indudable calidad en Reunión como Las cosas que me digo, Vuelves, Para mirarte, Hace de noche, La vejez es un país, Poesía... Son certeros, precisos y de una emoción contenida muy importante. Uno que resume estos calificativos es el poema La soledad un campo de batalla, con versos como los siguientes: 

...la soledad es un campo de batalla
una ciudad enorme que se engendra
en un desierto de voces apagadas.

Reunión, el nuevo libro de poemas de Eduardo Merino Merchán, es un abrazo poético capaz de emocionar, un libro muy recomendable. 



Dejo aquí también los versos de Vuelves, uno de los poemas del libro.